top of page

Salario Digno: Un Derecho para Todos. Consejos para Empresas Responsables

Garantizar un salario digno para todas y todos es más que una necesidad, ¡es una prioridad! Con más de mil millones de personas empleadas, lo que representa casi una tercera parte de la fuerza laboral mundial, enfrentándose a la realidad de no ganar lo suficiente para mantener un nivel de vida digno, es crucial tomar medidas. Por ello, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas ha lanzado una serie de recomendaciones para asegurar este derecho tan fundamental.



Las tendencias actuales son preocupantes: para el año 2030, se estima que 575 millones de personas seguirán viviendo en condiciones de pobreza extrema, y solo un tercio de los países logrará reducir a la mitad los niveles nacionales de pobreza. Con más de mil millones de personas en el mundo no ganando lo suficiente para mantener una vida digna, esta situación no puede continuar. Es por eso que garantizar un salario digno se ha convertido en una prioridad absoluta en las estrategias empresariales para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030.


Pero, ¿cómo podemos lograr esto? El Pacto Mundial de las Naciones Unidas nos ofrece algunas pautas clave:


  • En primer lugar, entender qué significa realmente un salario digno es esencial. No se trata solo de cumplir con los requisitos legales mínimos, sino de garantizar una compensación justa que cubra las necesidades básicas y permita un nivel de vida decente para todos.


  • Además, el respaldo de los líderes empresariales es crucial. Cuando los líderes están comprometidos con la causa del salario digno, mejora la reputación de la empresa y atrae a clientes y consumidores socialmente conscientes.


  • Es importante identificar las brechas salariales y analizar por qué existen. Solo al comprender realmente la situación podemos implementar estrategias efectivas para abordar estas disparidades de manera adecuada.


  • Y no podemos olvidar la importancia de involucrar a los trabajadores y sus representantes en este proceso. Su participación activa garantiza una equidad salarial que refleje las necesidades y preocupaciones de la fuerza laboral, contribuyendo así al éxito a largo plazo de la organización.

  • Finalmente, establecer objetivos claros y con plazo, así como monitorear continuamente y actualizar los niveles salariales, son pasos clave para garantizar que estamos avanzando en la dirección correcta hacia un mundo donde todas y todos reciban un salario digno por su trabajo.



Fuente: Diario Responsable

3 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page