Joven mexicano inventa pavimento que se regenera con el agua.

El ingeniero, egresado de la Universidad Autónoma de Coahuila, generó una base de goma que funciona como suelo y puede cerrar grietas que van surgiendo.





















El joven Israel Antonio Briseño, ingeniero civil de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), desarrolló un material que permite crear carreteras que se autorreparan al tener contacto con el agua.

A partir de llantas de vehículos, el egresado de la UAdeC generó una base de goma que funciona como suelo y puede cerrar las grietas que van sugiriendo sobre su superficie. Además por este invento, ganó el primer lugar del concurso James Dyson-México, enfocado en estimular la creación de nuevos diseños.

“El proyecto está inspirado en darle solución al daño que produce la lluvia en el pavimento. Así, cuando el agua hace contacto con el pavimento, se crea una reacción química y se da automantenimiento”, informó la fundación británica James Dyson.

De acuerdo con Israel Briseño, el prototipo, que bautizó como Paflec (Pavimento de Goma Autorregenerativo), ya ha sido probado en laboratorio y ha tenido una gran eficacia en la reparación o cierre de grietas, sin embargo faltan algunos procedimientos para que pueda utilizarse en vías públicas.

“Esta invención es la reformulación de mi proyecto original, ya que primero consideré el asfalto y otros aditivos, pero cuando observé la posibilidad de usar neumáticos de goma que contaminan nuestras ciudades, decidí mejorar mi proyecto”, explicó Briseño para la Fundación James Dyson.