Padre sirio le enseña a su pequeña a reírse de las bombas



La guerra no es un juego,  es tan terrible que quienes la padecen buscan belleza dentro del horror para darle sentido a sus vidas y no perder la esperanza.

Así lo ha hecho un padre en Siria que le ha enseñado a su hija a tomar los bombardeos, que caen cerca de su casa, como un juego, la razón: prefiere verla reír que llorar.


Abdullah, un padre de una niña de solo cuatro años, ha conseguido que la pequeña Selva no se asuste con los bombardeos que se escuchan desde su casa,


Lo logró “inventado” un juego que consiste en adivinar si se trata de un avión o una bomba, si ella adivina entonces los dos ríen estruendosamente para celebrar la victoria de la pequeña.


Con esta táctica, el padre de esta pequeña ha conseguido que el miedo se convierta en risas. Este juego se originó luego de que un bombardeo cayera muy cerca de su casa, ubicada en Serakib, y provocara en la pequeña una fuerte crisis nerviosa.


‘Busqué soluciones para hacer de estos bombardeos una fuente de felicidad y no de miedo para la niña. Le enseñé que eso no daba miedo y que debía reírse’, detalló el padre de Selva en una entrevista para Independent Turkish


Para más información: http://bit.ly/37Xn35y


0 vistas

power by INQUOMX ®

 

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon